La mañana empezó con una gran aventura: reunir al equipo médico, asistencial y logístico de Casa del Niño y Coosalud, para llegar hasta el antiguo puerto de Pasacaballos, esta vez lleno de materiales para construcción y una gran embarcación de madera casi lista para echar al Canal del Dique. En el lugar nos esperaban las voluntarias del Club Rotario Cartagena de Indias.

Como pudimos, nos hicimos paso entre escombros, arena y ladrillos para subirnos a las lanchas que nos llevarían a una población muy poco conocida: Leticia, una vereda de Pasacaballos que tuvimos la oportunidad de visitar en agosto del año pasado con una brigada, y que sin el recrudecido Fenómeno del Niño, ya tenía problemas de agua, energía y atención en salud.

En la primera brigada que realizamos, logramos beneficiar a 102 menores, de los cuales 4 fueron casos urgentes de desnutrición y neumonía. Los atendimos en Casa del Niño.

Este año nos volvimos a reunir organizaciones con gran responsabilidad social, como lo son: Club Rotario Cartagena de Indias, Coosalud EPS y su fundación; así como Fundación Hospital Infantil Napoleón Franco Pareja – La Casa del Niño, para realizar la I Brigada gratuita Materno Infantil de Atención en Salud Caritas sonrientes y niños saludables.

Atención priorizada: Maternoinfantil

Gracias a la experiencia obtenida, las organizaciones aliadas lideramos la convocatoria de profesionales en salud para brindar atención pediátrica a los niños y niñas que así lo requerían, y el desarrollo de charlas y orientaciones a la población materna enfocada a la nutrición, problema que se ha identificado.

Esta vez la Institución Educativa José María Córdoba de Leticia, fue la elegida para atender a los cerca de 150 menores beneficiados que llegaron con su madres y/o acompañantes para recibir la atención especializada, algunos medicamentos y refrigerios donados por Coosalud.

 

Balance de Atención
Pediatría 142
Nutrición 16
Charlas Nutrición 70
Charla Planificación familiar y PAI (Maternas) 12
Total Atenciones 240

Gracias  al excelente manejo de la logística, orquestada por las voluntarias del Club Rotario y las líderes comunitarias, pudimos cumplir con nuestro objetivo y beneficiar a la mayor cantidad de personas.

Por eso cuando el calor arreciaba con la llegada de la tarde, era hora de regresar. La sensación de cansancio se compensaba con la satisfacción de haberle cumplido a unas comunidades tan necesitadas y retiradas de Cartagena: nos esperaban 45 minutos en lancha y 30 en carretera.

Allá los dejamos, con las mismas palabras de agradecimiento, las mismas sonrisas y travesuras. Por fortuna no tuvimos que traer ningún niño, pero sí con el compromiso de seguir recomendaciones médicas.

Gracias a Coosalud, Club Rotario Cartagena de Indias y su equipo voluntario, Nutrimos y Servimos, gracias a Q’hubo Cartagena por disponer de una periodista durante la jornada que no solo fue a buscar historias; gracias a las universidades de Cartagena, Unisinú y Rafael Núñez; gracias por habernos dado nuevamente la oportunidad de decirles a Leticia y Recreo, que sí nos preocupamos por su bienestar y que queremos ver más caritas sonrientes y niños saludables. 

  • Multimedia
Galeria
Publicaciones
Videos

Interes General

Solicitud de Citas médicas.

Horarios de visitas a pacientes.

Derechos y deberes del paciente.

Tarifas Institucionales.

Temas de Salud